Finalmente hay acuerdo en que exista un nuevo ministro de fe, los fedatarios.

Finalmente hay acuerdo en que exista un nuevo ministro de fe, los fedatarios.

 

 

Proyecto de notarios avanza en la Cámara tras aprobarse figura de los fedatarios en Chile.


El proyecto que ley que modifica el sistema notarial, registral, de conservadores y archiveros avanza en su primer trámite legislativo, luego que los integrantes de la Comisión de Constitución, Justicia y Reglamento de la Cámara de Diputados aprobaran la figura de los “fedatarios”, lo que fue valorado por el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, quien asistió a la instancia y aseguró que con este progreso buscamos “desnotarizar la vida de la gente”.


El titular de la cartera concurrió al Congreso para el respectivo debate donde por unanimidad fue aprobada esta figura que complementa la función de los notarios.

“En la Comisión de Constitución de esta Cámara se dio un paso muy significativo en el proyecto de notarios. Finalmente hay acuerdo en que exista un nuevo ministro de fe, los fedatarios, que tanto en forma privada, ministro de fe privado, o ministro de fe pública puedan cumplir ese rol que va a permitir un mayor acceso a la gente, a los servicios de fe pública que hoy día están monopolizados en las notarías”, sostuvo Larraín tras su aprobación.

Agregó que el principal objetivo de esta innovación registral es porque “queremos hacerle más fácil la vida a la gente, queremos hacerle accesible los servicios públicos como son los servicios de fe pública que hoy día son muy exigidas, queremos desnotarizar la vida de la gente, hacerla más extensiva y más simple”.

Los fedatarios son ministros de fe con presencia y competencia en todo el país, facultados para dar fe de ciertos hechos, como autorizar firmas en finiquitos, cartas de renuncia, salvoconductos para el cambio de domicilio, contratos de arrendamiento, declaraciones juradas, autorizaciones para salir del país, poderes simples, como por ejemplo para cobrar pensiones de jubilación, retiro y montepío. Fuente Ministerio de Justicia de Chile.